Cirugías de hernias

  1. Hernia Inguinal
  2. Hernia Umbilical
  3. Hernia Femoral
  4. Hernias Incisionales (Las que aparecen después de una operación)
  5. Hernia del Hiato

1. HERNIA INGUINAL

Es la protrusión de un saco que contiene vísceras abdominales, generalmente el intestino recubierto por el peritoneo, a través de alguno de los defectos ya sea por el anillo inguinal interno o en la pared posterior. (figura 1)

En casos de hernias muy pequeñas, éstas sólo se detectan al colocar al paciente en pié y hacerle toser. Cuando una hernia se incarcera significa que sale al exterior y no puede volver a introducirse dentro de la cavidad abdominal, el paciente presenta dolor intenso a nivel de la ingle, siendo necesario operarse de urgencias por el riesgo de perforación del intestino que hay dentro de la hernia.

 

TRATAMIENTO

El tratamiento es la colocación de una malla (tela sintética) que sella el orificio por donde protruye la hernia este procedimiento se hace por laparoscopía. Las ventajas son: tratamiento ambulatorio (no necesita hospitalización), menos dolor, sin cicatriz, rápida recuperación post cirugía y lo más importante la seguridad que la hernia no reaparezca.

 

Contacte al Dr. Martínez

Figura 1
Figura 1

2. HERNIA UMBILICAL

Se denomina hernia umbilical cuando el saco herniario, ocupado por víscera o grasa peritoneal, hace su salida a través del anillo umbilical. Estas hernias pueden ser congénitas, por un anillo no obliterado durante la vida intrauterina; o desarrollarse de manera patológica durante la infancia o la edad adulta. Los síntomas más frecuentes son el dolor ocasional, generalmente cuando se realiza esfuerzo físico, y el notar que durante el reposo la tumoración (hernia) a nivel del ombligo es poco visible; pero durante el esfuerzo abdominal la tumoración aumenta de tamaño.

 

Hernia umbilical reducible

Se le llama así cuando lo que está contenido en el saco herniario sale y entra sin ningún problema y por lo tanto no ocasiona mayor sintomatología. El tratamiento es la cirugía.

Hernia umbilical incarcerada

Es cuando lo que está contenido en el saco herniario se ha salido de la cavidad abdominal y se ha quedado atrapado por el anillo herniario; pero sin afectarse la vascularidad. En este momento el síntoma principalmente es el dolor, náuseas, vómitos. Urge la cirugía

Hernia umbilical estrangulada

Es similar a la hernia incarcerada pero en esta etapa ya está afectada la vascularidad del contenido de la hernia y existe un eminente riesgo de perforación si lo que está contenido es una víscera y desarrollar una peritonitis. El dolor es insoportable, náuseas, vómitos, algunas veces dificultad para defecar y expulsar gases, cambio de coloración a nivel de la hernia. El tratamiento es quirúrgico.

 

TRATAMIENTO

El tratamiento de la hernia umbilical siempre es quirúrgico, y es aconsejable realizar la cirugía idealmente cuando la hernia no está complicada.

Esta cirugía pude realizarse de 2 maneras:

  • Cirugía de hernia umbilical laparoscópica, que está indicada en hernias con defectos aponeurótico grandes. 
  • Cirugía de hernia umbilical convencional, en donde a través de una incisión pequeña se devuelve el contenido del saco herniario a la cavidad abdominal y se coloca una prótesis (Malla) para evitar que la hernia se vuelva a formar.

 


3. HERNIA FEMORAL

La hernia femoral es cuando el saco herniario protruye por el orificio femoral. El orificio femoral está situado por debajo del orificio inguinal y junto a los grandes vasos (arteria y vena) femorales. Este tipo de hernia es mucho más frecuente en las mujeres dado que tienen la pelvis muy ancha.

  

TRATAMIENTO

El tratamiento es la colocación de una malla (tela sintética) que sella el orificio por donde protruye la hernia este procedimiento se hace por laparoscopía. Las ventajas son: tratamiento ambulatorio (no necesita hospitalización), menos dolor, sin cicatriz, rápida recuperación post cirugía y lo más importante la seguridad que la hernia no reaparezca.

 

Contacte al Dr. Martínez


Son las hernias que se originan sobre las heridas postoperatorias. Estas se pueden desarrollar por: infección de las heridas, los golpes de tos en el postoperatorio reciente, la obesidad y las re-intervenciones.

Al explorar al paciente se observa como una tumoración blanda que sobresale a la altura de una antigua cicatriz de una operación previa. Este bulto sale más con la tos y se esconde dentro del abdomen al presionar sobre él. A veces son tan grandes que están permanentemente fuera de la cavidad abdominal.

 

Tratamiento

El tratamiento es la colocación de una malla (tela sintética) que sella el orificio por donde protruye la hernia este procedimiento se hace por laparoscopía. Las ventajas son: menos dolor post quirúrgico, menor riegos de infección, rápida recuperación post cirugía, más estético y lo más importante la seguridad que la hernia no reaparezca.

 

Contacte al Dr. Martínez

.


5. HERNIA DE HIATO

La hernia de hiato o hernia de estómago se produce cuando parte del estómago o, a veces incluso todo el estómago, pierde su situación intraabdominal y se halla desplazado hacia el tórax. Aunque la hernia de hiato puede cursar asintomática, frecuentemente se acompaña de Reflujo Gastroesofágico.

 

El síntoma principal del RGE es el dolor retro esternal a modo de “quemazón” en el centro del pecho, el ejercicio y el sobrepeso suelen agravar los síntomas.

El diagnóstico se realiza mediante: una endoscopia digestiva alta, una pH-metría (medición de la exposición de ácido en el esófago durante 24 h.) y una manometría (medición de la presión del esfínter esofágico inferior).

Las complicaciones del RGE son:

  • Esofagitis
  • Esófago de Barret puede degenerar a cáncer
  • Hemorragia:
  • Neumonitis por broncoaspiracion:

TRATAMIENTO

El tratamiento del reflujo gastroesofágico debe establecerse a tres niveles:

  1. Consejos dietéticos y posturales
  2. Medicación que controle los síntomas
  3. Cirugía

Consejos dietéticos y posturales

  • Dado que los síntomas de ardor y quemazón aumentan cuando el paciente se acuesta, agacha o realiza esfuerzos que aumenten la presión intraabdominal es aconsejable:
  • No acostarse ni agacharse recién comidos pues la comida y los ácidos suben al esófago produciendo síntomas
  • No ponerse cinturones ni fajas ni ropa apretada que aumenten la presión abdominal
  • Levantar la cabecera de la cama 10 a 15 cm durante la noche para dormir pues así es menor la cantidad de ácido que sube al esófago
  • La pérdida de peso en las personas obesas mejora los síntomas pues la grasa intraabdominal empuja el estómago hacia el tórax y agrava los síntomas. Es lo mismo que sucede en el embarazo donde se acentúan los síntomas por el desplazamiento de las vísceras hacia el tórax
  • Evitar alimento y sustancias como el café, chocolate, cacao, alcohol y tabaco entre otras, que producen relajación del esfínter esofágico inferior y por consiguiente favorecen el ascenso de ácidos al estómago.

Tratamiento con Cirugía

Debe realizarse tratamiento quirúrgico en:

  • Pacientes muy jóvenes con enfermedad grave
  • Pacientes de mediana edad con enfermedad y recurrencias frecuentes
  • Enfermedad laríngea o pulmonar asociada a la ERGE
  • Hernias grandes o presiones muy bajas del esfínter esofágico inferior
  • Pacientes que rehúsa tomar medicamentos
  • Esófago de Barret
  • La cirugía consiste en una funduplicatura por video laparoscopía.

Contácte al Dr. Martínez Chávez